Goju Ryu Interrumpido

Goju Ryu Interrumpido

By Robert Hunt

Spanish Translation by Javier Rojas

Goju Ryu Interrumpido

Pensamos en el Goju Ryu como un estilo inconcluso. Pero, ¿por qué hacemos éso?, pregunta Jon Crain, un compañero de viaje.

Esta es una gran pregunta, una cuya respuesta toca el esdevasted Okinawapectro completo de la experiencia humana —la guerra, la paz, el amor, la esperanza, el triunfo y la desesperación. . En verdad, el estilo de cada maestro llega a estar completo el día que éste fallece. Hasta entonces, nosotros continuamos estudiando, practicando, expandiendo nuestro conocimiento y transmitiéndolo. Todo maestro que realmente merezca dicho título, hace exactamente éso. Si no crecemos ni cambiamos, apenas seremos un poco más que un loro.

Sin embargo, la tragedia de Miyagi fue única dentro del mundo de nuestro arcano arte marcial. Él fue diferente. Mucho de los primeros líderes dentro del Karate eran políticos. Miyagi, por su lado, era un maestro de karate. Miyagi vivió durante la primera mitad del siglo XX, durante una época en la que la humanidad pasó de los latigazos a los cohetes de propulsión; del correo rápido a caballo, a la máquina de fax. No ha habido otro momento en nuestra historia que haya sido testigo de una expansión tecnológica tan grande y tan acelerado.

También fue una época de guerras mundiales, devastación y muerte más allá toda comprensión. Dos países, Japón y Alemania, trataron de dominar al mundo entero a través de la conquista militar. Dos hombres trastornados, Tojo y Hitler, dieron inicio a una conflagración que reclamó 70.000.000 de vidas. Difícilmente no hubo sobre la tierra ser humano alguno que no fuese alcanzado por la locura de ellos. Recemos a Dios que esto jamás vuelva a ocurrir.

Mirar dicha locura a través del prisma de la vida de Miyagi Sensei aclara todo por completo, en especial para aquellos de nosotros que seguimos tras la pista de su arte.ChojunMiyagi

Adoptado por una familia pudiente, Miyagi pasó toda su vida (él murió en 1953) estudiando artes marciales y forjando un estilo a partir de todo lo que aprendió. El primer tercio del siglo XX fue un periodo muy intenso, marcialmente hablando, en Okinawa. El Karate, en su mayoría traído de China, fue esencialmente el único regalo que Okinawa podía ofrecerle al mundo entero, junto con personas como Higaonna, Itosu, Aragaki, Funakoshi, Miyagi y Mabuni que realizaron un esfuerzo grandioso en pos de su difusión, expansión y preservación.

Sin embargo, Tojo invadió China en 1937 con la Masacre de Nanking con lo que cualquier intento de estudiar a mayor profundidad cualquier arte marcial de origen chino quedó condenado en su mayoría.

En lo que respecta al linaje (marcial) de Miyagi, a algunos les agradaría muchísimo ser capaces de trazar una línea recta de Ryu Ryu Ko a Higaonna, de éste a Miyagi, y de Miyagi a algún dojo o maestro moderno en Okinawa. No obstante, y como cada uno de los emprendimientos realizados por el ser humano, el Karate no es lineal. Ni siquiera sabemos quién era Ryu Ryu Ko, por no decir que probablemente Higaonna sólo llegó a enseñar cuatro katas a Miyagi. Pero no fue sino Miyagi el que tomó las riendas, estudió junto con compañeros de su época, viajó a China e hizo un bosquejo de un estilo que florecía frente a él.

Se dice sobre Miyagi, que él logró amasar una gran cantidad de notas e información acerca de la historia de su arte y de las artes marciales chinas y okinawenses en general, información que intentó incluir en el sistema que él mismo estaba afinando. Esto jamás llegó a suceder. Al terminar la guerra, Tojo utilizó la isla de Okinawa como un señuelo para mantener a los Estados Unidos a raya, mientras él averiguaba cómo anticiparse a la rendición. La isla fue arrasada. Más de 100.000 habitantes, un cuarto de la población, falleció. El hogar de Miyagi, su tan atesorada investigación, muchos de sus familiares y de sus estudiantes, especialmente Jinan Shinzato, se perdieron en medio de la locura de esta conquista militar.

Algunos de los que le llegaron a conocer aseguraron que él jamás llegó a recuperarse del todo y que pasó los pocos años que le quedaron de vida tratando de juntar, de alguna manera, los cabos sueltos que habían quedado.

Hemos llamado a su estilo inconcluso por causa de tan catastrófico evento y de cuán violentamente éste afectó su vida y su trabajo. Hay tanto que en efecto no sabemos acerca de lo que él intentaba hacer, tantas líneas de entrenamiento que quedaron incompletas así como tantas historias que no pudieron ser contadas.

Tan sólo podemos especular, por ejemplo, acerca del origen, de dónde surgieron katas como Seifa, Seipai y Kururunfa, y porqué eran enseñados. Probablemente no hayan formado parte del plan de estudio propuesto por Higaonna, de lo contrario, Juhatsu Kyoda, un compañero de entrenamiento de Miyagi en el dojo, los hubiera incluido como parte de su estilo Tou’on Ryu. Estos katas pudieron haber llegado mediante un hombre llamado Kuniyoshi Shinkichi. ¿Quién era él?

Si Miyagi creó o descubrió estos katas, ¿hubo otros más que él intento incluir? Mabuni incluyó 40 katas en su estilo, Shito Ryu. Los katas del Goju moderno, ¿son todos los que Miyagi quiso incluir o su tiempo se acabó antes de poder lograrlo?

Miyagi creó el kata Tensho, así como los de la serie Gekisai. Se piensa que él pretendía crear otros 10 katas introductorios antes de enseñar los de origen chino. ¿Y qué hay del kata Shisochin? Él lo comenzaba con las manos abiertas, tal cómo los hacía Higaonna. ¿Por qué? ¿De dónde vino?

Si el estilo de Miyagi está basado en el estilo de la Grulla Blanca, ¿qué hay de Hakutsuru? Miyagi fue amigo de Go Kenki, que solía enseñar Hakutsuru y que viajó con él a China dos veces. Hakutsuru significa Grulla Blanca y existe el rumor en algunos dojos de Goju que posiblemente Miyagi lo había incluido, o por lo menos hizo el intento, en algunas de sus enseñanzas.

HigaPor otro lado, tenemos a los estudiantes de Miyagi Sensei. Yagi, Iha, Higa y Toguchi, todos ellos pasaron su tiempo con Miyagi antes de la guerra y continuaron con el Goju Ryu después de la misma. Higa incluso llego a tener un menjo (certificado) firmado por Miyagi y que lo acreditaba como instructor de Goju Ryu, el único certificado de este tipo expedido por Miyagi. Sin embargo, el Goju de Yagi y de Higa difieren entre así, y éstos a su vez difieren del estilo Jundokan de Miyazato, la línea principal de Goju Ryu posterior a la guerra, mientras que los tres estilos antes mencionados también difieren de las demás ramas de Goju Ryu que han surgido después de la guerra.

¿Por qué Miyagi no otorgó un certificado o licencia de enseñanza, atado con un lazo, a alguno de sus estudiantes? ¿Sería esto acaso porque Miyagi consideraba que su trabajo estaba incompleto?

Para el Sensei Mabuni y su Shito Ryu, el proceso fue bastante directo: éstos son todos los katas que he incluido en el plan de estudio, cambien la postura atrasada por la postura del gato y memoricen todo.

El Sensei Funakoshi abandonó Okinawa con una gran cantidad de información y pasó el resto de su vida ahondando en ella. Todo ése conocimiento acumulado, amplio como era, le hizo saber desde muy temprano que era su obligación enseñar. Todo ése conocimiento se convertiría a la larga en el estilo Shotokan.

Del Shorin Ryu de Okinawa se transmitió todo aquello que sus antecesores han estado haciendo durante siglos, entrenando y trabajando para hallar la forma correcta de ejecutarlo.

Pero Miyagi, él era diferente. Jamás se vio a sí mismo atraído por cuestiones de rangos y jerarquías cómo hacían los japoneses. Él en cambio pasó su vida entera estudiando y practicando las artes marciales chinas, expandiendo su conocimiento acerca de ellas hasta el mismo día de su muerte, cuando su cuerpo fue conducido por las calles en la parte trasera de una furgoneta del ejército de los Estados Unidos, mientras que soldados y policías por igual se alineaban a lo largo del camino para saludarle y rendirle sus respetos.

 

Miyagi evitaba la política. Los otros en cambio, la acogían. Ellos se definían a sí mismos como a sus estilos según la política: luchaban por obtener reconocimiento, posición y dinero, un grupo de seguidores complacientes dispuestos a doblegarse.

Todo esto está bien. La gente necesita dinero para vivir y el Karate es un bien que se puede vender. Sin embargo Miyagi fue adoptado por una familia adinerada por lo que para él no fue necesario poner en venta su arte. Él podía darse el lujo de entrenar y enseñar por simple satisfacción. Él ni siquiera tenía pensado un nombre para su estilo hasta que Shinzato sacó el tema a colación. Sin embargo, al parecer su estilo no estaba terminado aún, cuando Miyagi sufrió de un ataque al corazón.

Él modificó la posición de apertura de todos sus katas de antes de la guerra, la cual era una postura de piernas abiertas, a una posición de pies juntos después de la guerra, una postura de atención. ¿Por qué hizo esto? ¿Qué es lo que pretendía hacer?

¿Por qué el movimiento inicial de Seiunchin es diferente en el Jundokan que en los otros estilos? ¿Por qué los katas, según las versiones de Mabuni, son diferentes a aquellos del hombre que efecto creó los katas? ¿Cuál es la historia de Pechurin y Suparinpei? ¿Cuáles han sido los tesoros históricos que nos han arrebatado las bombas? Estaría sorprendido de que alguna vez lo sepamos.

Yo creo que Miyagi era un gran hombre; un hombre sabio y humilde, dedicado a desvelar los secretos profundos e intrincados de un antiguo arte marcial, que jamás se vio afectado por los títulos, aclamaciones y posiciones de prestigio de la vida japonesa. Creo que él fue completamente destruido por lo que Tojo le hizo a su vida y a su tierra, y que se fue a la tumba tratando de encontrar algún sentido a todo ello. Pero ¿alguien ha podido en realidad hacer ésto? Quién en su sano juicio sería capaz de encontrarle algún sentido a una guerra en aquella época, más allá del sentido que le podemos encontrar hoy en día a una guerra que los hombres luchan en nombre de una religión en la que ellos mismos no creen.

Miyagi tenía muchísimo más que ofrecer; él no había terminado aún. Quedan muchas preguntas que han quedado sin respuesta.

Como dice el Sensei Lee Grey de Goju Ryu: nosotros definimos al Karate, no el Karate a nosotros. Si somos perezosos y carecemos de disciplina, así será el Karate. Si trabajamos duro y tratamos de alcanzar la maestría, aunque sea sólo un poco, así es cómo será el Karate.

Miyagi definió el estilo Goju. Su vida y su estilo, su Goju, que tratamos con tanta insistencia de comprender, fungen como un recordatorio inmortal de lo frágil que puede llegar a ser la vida humana. Recordatorio de la inseparable conexión a lo bueno y lo malo que hay en este mundo en el que vivimos, y de la victoria de un solo hombre bueno.

Una palabra final. Hay algunos que piensan que el Goju no debió haber seguido evolucionando después de 1953 y que es nuestra obligación mantenernos fieles al conocimiento que Miyagi llegó a amasar hasta la hora de su muerte. Aparte del hecho de que hacer esto es imposible, dada la gran cantidad de hombres que han afirmado ser los auténticos herederos del Goju, ¿debemos acaso pretender o pensar que Miyagi deseaba que algo así sucediera? Miyagi invirtió toda su vida en desarrollar sus ideas acerca del Karate a partir de más de una docena de fuentes. ¿Podemos pensar que era su deseo que, después de su muerte, todo esto quedara congelado o petrificado en la forma de una religión marcial?

Estos artículos han sido compilados a partir de entrevistas y de mis investigaciones personales, así como del trabajo de John Sells (Unante), varios trabajos de Patrick McCarthy, Mario McKenna, Hawaii Karate Seinenkai, la Revista Meibukan, Joe Swift, Sal Canzonieri (artículos sobre Artes Marciales Chinas Tradicionales), Benny Meng, (Mueso del Ving Tsun), Earnest Estrada, Andreas Quast, Scot Mertz, de la Internet y de Takao Nakaya (Filosofía e Historia del Karate Do).

Estos artículos son parte de un boletín gratis mensual enviado por correo electrónico por el Scottsdale Martial Arts Center (Centro de Artes Marciales de Scottsdale). Si este material ha sido obtenido mediante otra fuente, y desea recibir el boletín, sírvase a enviar su dirección de correo electrónico a twarren@smacus.com.

Se puede poner en contacto directamente con Robert Hunt a través de steelmoon@hushmail.com.

 

Facebook: The Art and the Way.

 

Website: www.theartandtheway.com

Hanko

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *